Inicio AMPA C. P. Alhambra Plano del sitio Publicar
12 preguntas para educar con coherencia Por: Antonio
El Sábado 23 marzo 2013.

Versión imprimibleVersión
imprimible



En la misma sección
Children see. Children do. (Los niños hacen lo que ven)
Esta idea -la de que la verdadera educación se realiza a través del ejemplo- ha servido para rodar un impresionante anuncio de la organización australiana para la prevención del abuso infantil NAPCAN
Servicio de Orientación Familiar sobre Drogas y píldoras informativas
El programa de prevención del consumo de drogas “Hablemos de drogas” de la Obra Social de “la Caixa” ofrece un servicio telefónico gratuito, de ámbito nacional y gestionado por la FAD: Servicio de Orientación Familiar sobre Drogas 900 22 22 29.
Vídeo Adolescentes y redes sociales
Si tienes hijos o trabajas con niños y/o adolescentes, no te puedes perder Adolescentes y redes sociales, un vídeo que aborda este delicado tema con mucha ecuanimidad sin caer en el mensaje apocalíptico que muchas veces se le asocia.
12 preguntas para educar con coherencia

A veces, nos guiamos más por la comodidad, el cansancio, la ira o por nuestro ego al aplicar la disciplina con nuestros hijos. ¿Y qué hay de la coherencia? ¿Por qué ante el mismo hecho, a veces castigamos duramente y a veces amonestamos sin consecuencias? ¿Qué clase de coherencia es la que exige a los demás pero no a nosotros mismos?

Ser coherente en todo momento con nuestros hijos es muy difícil. Les queremos pero les castigamos y les gritamos. Les mentimos o les ignoramos. Prometemos cosas que no cumplimos. Les decimos que les amamos pero no les dedicamos tiempo.

¡Aquí hay algo que no funciona!

- Cuando tu hijo no acaba un trabajo, le riñes y castigas por perezoso pero cuando eres tú quién no lo acaba, entonces es porque tienes otras cosas más importantes que hacer.

- Cuando tu hijo llora y patalea entiendes que es un maleducado que trata de llamar la atención como sea pero cuando tú estás triste y malhumorado entonces es que necesitas consuelo y comprensión.

- Está prohibido que tu hijo grite o diga palabrotas pero cuando tú las dices es porque te han provocado o porque no hay otra manera de que tus hijos te escuchen.

- Le pegas una bofetada por pegar a su hermano. ¿Quién entiende esto?

- Te quejas de que tu hijo adolescente se encierra en su cuarto y no te habla pero tú llegas bien tarde del trabajo y te encierras en la cocina a cenar y leer tu periódico. ¡Y te enfadas si te interrumpen!

- Te pones nervioso porque tu hijo es lento al hacer sus encargos pero cuando tú también lo eres entonces es porque eres meticuloso.

- Cuando tu hijo defiende con vehemencia lo que para él es importante es un egoísta y un cabezota pero cuando eres tú quien defiende sus derechos es porque no te dejas pisotear.

- Cuando él llega tarde a sus citas es un irresponsable pero cuando lo haces tú es porque estás muy atareado o porque los demás te han impedido ser puntual.

- Cuando él abusa del móvil es porque está enganchado y merece requisarle el teléfono pero tú debes estar constantemente conectado a tu móvil en casa por asuntos de trabajo.

¡O nos aclaramos o nuestros hijos se volverán locos con nuestras incoherencias!

La regla de oro para ser coherente

Para ser coherente con tu hijo, en cada intervención hazte estas dos preguntas:

- Lo que le pido o le digo, ¿es lo que más necesita ahora?

- ¿Qué es lo que quiero que aprenda con mi actuación?

Sigue leyendo en solohijos.com


Escribir un comentario a este artículo